Insectos como especies invasoras

Insectos como especies invasoras

Por: Dr. Víctor López Martínez

 

México y su diversidad geológica, ecológica y biológica, aunado a los distintos sistemas productivos agrícolas y comercialización; es uno de los países que mayor amenaza presenta por la invasión de especies exóticas. La dinámica comercial y de turismo del país, facilita el ingreso diario de mercancía y personas vía aérea, terrestre y marítima por puntos fronterizos, aeropuertos y puertos; lo cual se traduce en la vía principal para el ingreso de especies invasoras.

Los insectos representan uno de los principales grupos de organismos invasores, debido a su diversidad, distribución mundial, el tamaño que dificulta su reconocimiento, su ciclo de vida que les permite viajar en distintas fases de desarrollo o inclusive en fase de hibernación; además de ser excelentes vectores de patógenos que inducen enfermedades a las plantas. Al arribar a territorio nacional, el éxito de las especies invasoras es motivado por diversos factores, como por ejemplo, el número de individuos, salud y diversidad genética de la especie invasora. Facilitará la adaptación al país un clima compatible y la abundancia y distribución de hospederas comerciales y silvestres.

En su mayoría, las especies invasoras son introducidas de forma accidental, mezcladas dentro de frutos infestados o larvados, como huevos ocultos en el material de embalaje; sin embargo, el cambio climático ha favorecido el desplazamiento lento, pero continuo de especies hacia ambientes más templados.

La presencia de especies invasoras en México presenta diversas amenazas, por ejemplo, el cambio posible del estatus fitosanitario del país ante la presencia de la mosca del mediterráneo, Ceratitis capitata Wiedemann (Diptera: Tephritidae); especies que introducen patógenos nuevos que devastan cultivos enteros, como el psílido asiático de los cítricos, Diaphorina citri Kuwayama (Hemiptera: Liviidae), especies que por su abundancia en períodos de tiempo corto y la combinación propicia del ambiente afectaron regiones amplias del sorgo (pulgón amarillo del sorgo, Melanaphis sacchari (Zehntner)), especies que afectan calidad y rendimiento (moscas de la fruta drosofílidas), o especies que amenazan no sólo áreas cultivadas, sino la diversidad de un grupo botánico completo, como los nopales por la palomilla del nopal (Cactoblastis cactorum (Berg)) o las lauráceas por los escarabajos ambrosiales (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae).

Para contrarrestar las invasiones se aplican medidas de prevención como lo es la supervisión en origen de cultivos de importación al país, elaboración de análisis de riesgo de plagas para material vegetal que se introducirá al país, cálculo de la disponibilidad ambiental de especies invasoras potenciales; además de realizar la inspección en puntos de ingreso del país con la posible aplicación de tratamientos cuarentenarios.

Además, a través de las agencias gubernamentales a todos los niveles y en conjunto con asociaciones de productores o con el esfuerzo de instituciones de enseñanza e investigación, se aplican muestreos y se colocan dispositivos que monitorean las 24 horas, los 365 días del año la fitosanidad del país. Sin embargo, la extensión territorial demanda mayor esfuerzo e inversión en estas actividades, ya difícilmente se tiene cobertura del muestreo de cada kilómetro del país.

A nivel mundial, la tendencia en el estudio de las especies invasoras se basa en un fuerte conocimiento de la diversidad y distribución espacial de la biota nativa, tanto comercial y silvestre, así como del estudio detallado de las cadenas tróficas involucradas. La consolidación de colecciones científicas y herbarios nacionales, y el desarrollo de bases de datos con acceso a la información biológica y geográfica representan pilares en la planeación y toma de decisiones acerca de qué y dónde proteger. Las invasiones biológicas no se detendrán, el dinamismo poblacional ejerce presión para desplazar mercancías e individuos a mayores volúmenes y en períodos de tiempo cada vez menor, lo cual demandará mayor inversión en la prevención y combate de las especies invasoras.

Dr. Víctor López Martínez

Profesor Investigador de Tiempo Completo

Facultad de Ciencias Agropecuarias

Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *